jueves, 15 de octubre de 2009

La Marcha por la igualdad en Zaragoza.

La Marcha por la igualdad en Zaragoza.




Esperé en el puente del Gallego la llegada de los inmigrantes para seguir con ellos el recorrido por nuestra ciudad.

En la espera mantuve varias conversaciones con gentes dispares entre si, con el párroco de Santa Isabel, con artistas, escultores, pintores que me fueron presentados por el poeta Fernando Burbano(que me perdonen pero no recuerdo sus nombres, en estos casos es cuando más odio a mí memoria).

Llegaron los protagonistas de la marcha por la igualdad y nosotros les ofrecimos nuestro apoyo y felicitaciones.

Caminamos Fernando Burbano y los artistas junto a ellos, llevamos la bandera de Argentina entre vítores y consignas; reivindicando los derechos humanos y la dignidad de las personas.

Llegamos a la plaza San Bruno y nos dimos la vuelta, faltaba plantar el árbol que simbolizaba el arraigo de los inmigrantes, en nuestra tierra, faltaba el poema de Rolando, las palabras y presencia de sus familiares. Cayo un tromba de agua que no mermo tan apenas el acto, fue un esfuerzo que hizo el símbolo, más real, más cercano.

Llegamos tarde según los horarios previstos y Loli Bernal sacudía la impaciencia con sus llamadas, Pepe Montero se lamentaba de no poder acudir, y finalmente Diego Palmath me confirmaba su asistencia; tenía una entrevista de trabajo a la que seguro llego tarde.

Retomamos la marcha hacia la plaza San Bruno; la lluvia nos sereno, nos limpio los ojos con las manos húmedas de tierra.

El escenario fue invadido por las proclamas de los marchantes y las banderas de los países a los que representaban. Los agradecimientos se sucedieron para con las asociaciones de inmigrantes que apoyaron la marcha.

Hablaron los marchantes saltándose el protocolo, que en un principio y por motivos de tiempo, iba a ser, uno o dos los encargados de hablar, esto hizo que el tiempo fuera más reducido para nosotros los poetas y para los músicos que esperaban dar su apoyo y manifestar con su arte lo que ellos hacían con su acción.

Al fin nos dieron paso.

El primero que recito fue Diego Palmath, que se esforzó por pedir un poco de silenció;

- mal vamos si no respetamos al arte compañeros. Se lamentaba el poeta Peruano.

Casi les pido al resto de poetas que se bajaran del escenario.

No lo hice porque es necesaria nuestra presencia, tanto, como nuestros escritos, no lo hice porque el compromiso es para con los ufanos, más, que para los amantes de nuestro mundo.

Le di la palabra a Fernando Burbano recito dos poemas firmes y contundentes.

Cerro Loli Bernal con dos poemas la ronda poética que me darían la palabra.

En mis manos varios poemas, un poema de Rolando Mix Toro que pude recitar, (pego y copio al final de la crónica).

Varios poemas de Carlos Bozalongo, solo pude leer uno y elegí: Ahora que ya sabemos (pego y copio al final de la crónica). Teníamos media hora y fueron diez minutos.

Tenia un poema del maestro Manuel Martínez Forega que me envío por el MSM, tenia muchas ganas de recitarlo, como ya le dije hubiera sido un honor leerlo.

También en parecidas circunstancias tenía que recitar a otro maestro como es Ángel Guinda y justo en ese instante me dijeron que solo podía leer uno más. Me queje amargamente de semejante atropello, pero su sorpresa la expresión de lamento de la persona que me lo comunico, me hizo serenarme y decidí no leer a ninguno de los dos maestros, puesto que no podía descalificar a ninguno de los dos.

Así pues dije:

Lo que más me jode es qué no este llena la plaza de gente como yo, en el paro con tres meses de paro una hipoteca y demás historias, que el miedo que venden, nos lleve a la tiranía.

Leí un poema mío que no cito y que gamas saldrá a la luz, por respeto a estos dos poetas a los que no pude dar voz.

Continuo la velada con música de varios países participantes en la marcha.

Me lleve el abrazo y el consuelo en las palabra de la pareja de Ronlando Mix: Juani.

A todos los poetas que acudieron al llamamiento por la igualdad: Tener este agradecimiento de Juani multiplicado.



Rafael Luna Gómez.



Chiss

Calladito

que te vas

que no regresas.

A hurtadillas

saliendo

anónimo

del medio.

Cruzando

desconocido

calles,

entre desconocidas

caras

y avenidas.

Que te vas

y te llevas

todo contigo.

Toda la nada

de las cosas

que posees.

Toda la nada

de todo

lo que tienes

en pensamiento,

en sentimiento,

en nomeolvides.

Calladito,

sin hacer

un aspaviento,

sin proferir

un ay,

sin un lamento.

Qué se llamó,

quizás

qué se llamaba.

Se fue callado

porque nadie oyó

si así se fue

o de otro modo.

Digamos

que sufrió

una fuerte atrofia,

que se le disolvió

la vida

en el destierro,

digamos

que los ojos

se le abrieron

más que la boca.

Calladito

se fue yendo

poco a poco

al no poder

regresar

a seguir

en silencio

escribiendo

versos,

indóciles,

diversos.

Rolando Mix, Tras la palabra.







AHORA QUE YA SABEMOS



Ahora que ya sabemos

Que el bosque es necesario

Que es precisa la hoja

Que es necesaria la manzana

Ahora que ya sabemos

Que el dinero no alimenta

Ahora que ya sabemos que el trabajo

No es lo mismo que el oficio

Ahora que ya sabemos

Quién se queda el beneficio

Ahora que ya sabemos que los vampiros

Ven su rostro en los espejos y toman

El sol sin vergüenza

En paraísos fiscales

Ahora que ya sabemos que los pobres

Heredarán las deudas

Ahora que ya sabemos que es tan fácil

Creer en el mal de ojo como en las advertencias

De las autoridades sanitarias

Ahora que ya sabemos

Que los frentes populares

No pueden ganar unas elecciones

Sin que todo acabe

Pareciendo un accidente

Ahora que ya sabemos que los reyes

No son nuestros padres

Ni los padres de nuestros vecinos

Ahora que ya sabemos

Que el gobierno no quiere

Que los profesores hablemos

En exceso en nuestras clases

Ahora que ya sabemos que el hombre

Puede ser criado intensivamente

Gracias a los modernos

Barrios residenciales

Ahora que ya sabemos

Que Madre Patria

Son dos palabras

Irreconciliables

Ahora que ya sabemos cómo hacer

Que el deseo mate

Más que el deber cumplido

Ahora que ya sabemos

Que un crucifijo en la pared

Es un recordatorio / una amenaza para el que quiera

Montar el Cristo

Ahora que ya sabemos lo que espera

Al que desbarata los puestos del mercado

Ahora que ya sabemos

Que la Tierra tiene

Más colores que el mejor de los cielos

Ahora que ya sabemos

Dónde vive Dios

Ahora que conocemos

Dónde están las llaves de su casa

Ahora que ya sabemos que están hechas

De carbono

De hidrógeno y de oxígeno

Ahora que ya supimos

Lo que es el terror

Ahora que ya sabemos

Que es necesaria la hoja / que es precisa la manzana

Que la verdad es necesaria

Cuando la mentira

Ha perdido su valor

Que nos hace falta la poesía



Ahora sabemos

Lo que tú y yo hacemos en el bosque.



Carlos Bozalongo, 2009

3 comentarios:

Manuel Martínez Forega dijo...

Hiciste bien, Rafa. Al final -y no sé por qué; bueno, sí sé por qué- estos actos jamás pueden escapar a su epicentro político. Una lástima, así que habrá que ir por otro lado.
Abrazos.

David - Panda de Tolos dijo...

Me alegro de que, a pesar de todo, saliera bien la Marcha. Estos actos son necesarios.
Un abrazo.

Carlos Bozalongo dijo...

Aquí va mi abrazo y todo mi apoyo, Rafa, que lo mereces por tu entrega y tu honestidad.