domingo, 26 de abril de 2009

A LOS ENEMIGOS DE LOS MÍNIMOS

A los enemigos de los mímimos.


USTEDES, enemigos de los mínimos,
son mayoristas económicos del desequilibrio ecológico,
responsables con todo conocimiento,
dañan con sus mínimos por ciento,
con sus posibles mínimos,
a los mínimos.
Con sus tantos por ciento,
sufriendo de menos a más
en una cama de un hospital,
dopados hasta los huesos,
esperando la llegada del eterno sueño.
Con sus posibles mínimos,
desalojados,
desterrados a la urbe,
donde el qué menos, o el qué más
consumirá más y más.
¡Más!... los torturados y puteados en su ADN.
De ellos, de ésos, no se librarán.
Ni del testimonio de los sentidos en todos los mundos
[creados y por crear,

con toda la fuerza de la inocencia,
–señora de la llama que alumbra, toda luz y
[oscuridad-.
Ni de este pueblo, Pueyo de Marguillén,
Al qué amenazan con sus mínimos por ciento.



Autor: Rafael Luna gómez.

2 comentarios:

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Los mínimos serán los máximos en el fin de los tiempos. Te felicito por el poema.
Un saludo

Rafael Luna Gómez dijo...

Gracias poeta, y gracias por tu visita, me pasaré a ver que te cuentas por tu bloc más tranquilamente. Disculpa no deje comentarios en tu Bloc.
Abrazos atronadores.